Banner 1100x100 Bod AL ZAGAL

Lunes, 05 Agosto 2019 20:02

“Diferentes caras de la Sostenibilidad Turística”

Valora este artículo
(1 Voto)
“Diferentes caras de la Sostenibilidad Turística”

Willian Bracho

 

 

 

 

El concepto de sostenibilidad está de moda, se busca que todas las actividades económicas del hombre sean sostenibles, dentro de ellas por supuesto el turismo.

 

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define la Sostenibilidad como la cualidad de ser sostenible, y, respecto al significado de sostenible reza: “(1) Que se puede sostener; y (2) Especialmente en ecología y economía, que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente…” De los conceptos anteriores podemos inferir que una actividad económica de carácter industrial, comercial o de servicios debe procurar ser duradera en el tiempo y amable con el ambiente, exceptuando quizás aquellas de carácter temporal por excelencia, que no pueden ser duraderas por su naturaleza, y las actividades industriales y de servicios que, por sus características particulares, por ahora, no son respetuosas con la naturaleza (Ej. Canteras, Cementeras, Minería, Industrias químicas y petroquímicas) debido a los procesos que manejan, a los gases contaminantes que emiten, o al daño que ocasionan las tecnologías que utilizan en la explotación de los recursos naturales.

 

Para alcanzar la sostenibilidad económica, concepto que es mucho más complejo de lo que piensa el común de la gente, se requiere que sus promotores, emprendedores, directores y gerentes, tengan un conocimiento del mercado, experticia técnica y administrativa en su rama, manejen un adecuado plan de negocios, controlen los procesos de producción, y realicen un buen mercadeo; todo eso permitirá que produzcan con calidad, y que eventualmente sean productivos y competitivos. Lamentablemente la sostenibilidad económica a veces también se ve afectada por factores externos cuyo control no depende de accionistas, directores y gerentes, me refiero a las coyunturas o dislocaciones económicas o políticas que pueden afectar a las empresas, tales como los controles de cambio, la intervención arbitraria del Estado en los procesos, precios y costos; la hiperinflación, la severa devaluación de la moneda; y otras causas más graves como la guerra, el 2 terrorismo y los embates de la naturaleza (terremotos, huracanes, tsunamis, etc.).


Respecto a la sostenibilidad ambiental hay que hacer varias consideraciones:

(i) Mientras las empresas no avancen hacia sistemas de producción de energía limpia el ambiente seguirá recibiendo el impacto del dióxido de carbono y otras emanaciones que salen de las chimeneas de fábricas, plantas de energía y establecimientos comerciales (cocinas, restaurantes, lavanderías, etc.) afectando el aire que respiramos, el clima, los ciclos del agua, la reproducción vegetal y las cosechas.

(ii) Las plantas de tratamiento de aguas servidas deben de ser una obligación tanto para las industrias, como para los establecimientos comerciales que generen importantes volúmenes de estas; los municipios también tienen la obligación de construir y mantener plantas de tratamientos que reciban todas las aguas servidas que no provengan de las industrias y demás grandes productores, y en caso de que dichos entes no posean los recursos para construirlas y/o mantenerlas, otro nivel superior del Estado debe hacerlo.

(iii) La adecuada recolección y clasificación de los desechos sólidos, con miras a su reciclaje, tiene que ser una obligación de industrias y empresas, y los municipios tienen que promover la creación de empresas especializadas en el reciclaje de todos los desechos sólidos previamente clasificados y separados por industrias y empresas.

(iv) Las empresas deben promover la cultura de conservación del ambiente de manera que las buenas prácticas ambientales se apliquen dentro de la empresa y permeen fuera de estas hacia la familia y la comunidad.

(v) La sostenibilidad ambiental está íntimamente relacionada al manejo de las capacidades de carga, porque la saturación de playas de mar o ríos, lagos, parques nacionales, monumentos naturales, y en general de cualquier espacio geográfico, genera un impacto negativo en los suelos y aguas, aún en los casos que se mantenga bajo control la contaminación por desechos sólidos.

(vi) Por último, tanto el Estado como las empresas deben promover normas y políticas que permitan un menor impacto de la actividad industrial y comercial en el ambiente, me refiero a la prohibición de fabricar y de utilizar materiales que no sean reciclables o que sean tóxicos, la adecuada disposición de desechos químicos, radiactivos, aceites y otros que contaminan peligrosamente los suelos y aguas; sustituir el uso industrial de recursos naturales y promover la siembra de árboles para la reforestación de cabeceras de ríos, montañas, valles y llanuras.

 

Para el caso particular de la actividad turística, hay que tomar en cuenta un tercer aspecto de la sostenibilidad resaltado por la Organización Mundial del Turismo (WTO-OMT) en su concepto de Turismo Sostenible: “El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”; me refiero a la Sostenibilidad Socio-cultural que implica un positivo relacionamiento de las empresas turísticas con las comunidades de su entorno, buscando siempre respetar y promover sus valores culturales, impactarlos positivamente con una oferta de capacitación, trabajo y aportes para su crecimiento social y comunitario.

 

Como podrán apreciar los lectores, la sostenibilidad tiene muchas aristas, especialmente cuando nos referimos a las empresas turísticas, y el tema es tan importante que las universidades deberían revisar sus pensa buscando incluir materias que permitan a los futuros profesionales contar con los elementos teóricos e instrumentales para poder liderar proyectos sostenibles, me refiero a educación y manejo ambiental, reciclaje, materiales, producción y manejo de energías limpias, costumbrismo y folklore, gerencia de proyectos comunitarios, entre otras.

 

Alcanzar la sostenibilidad en las actividades económicas del hombre requiere de un enorme esfuerzo mancomunado del gobierno y los particulares, y lograr que la actividad turística en particular sea sostenible, exige además la permanente contribución de una población concientizada, y de los visitantes que arriban día a día a los diferentes destinos turísticos.

 

Ver Perfil y/o Contactar al Autor

 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 135 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

natura2