Imprimir esta página
Lunes, 04 Marzo 2019 18:21

ÓPERA: Idomeneo en Teatro Real Madrid

Valora este artículo
(0 votos)
ÓPERA: Idomeneo en Teatro Real Madrid

Concha Pelayo

 

 

 

 

Imágenes: Javier del Real

Vuelve la tragedia clásica al escenario del Teatro Real y vuelve nuestra imaginación a ver, tal vez, lo que no se nos muestra, o lo que no se nos quiere mostrar. Lo cierto es que Idomeneo aborda lo que ya nos imaginábamos; la violencia, pero en este caso es una violencia mucho más trágica porque se trata de una violencia entre dioses y ya sabemos que cuando la ira de los dioses se despierta, se desencadenan furiosos los mares, chocan entre sí los continentes y todo se convierte en caos.

 

Idomeneo, una de las más mágicas partituras de Mozart recurre a la guerra de Troya, aquella épica guerra que enfrentó a griegos y troyanos. Y pareciera que de aquella guerra sólo quedaba el recuerdo cuando, de pronto, los descendientes de aquella masacre se enfrentan de nuevo en la isla de Creta. Y allí, nos imaginamos, junto al Palacio de Knosos, aquellos descendientes esperando el regreso del rey Idomeneo que ha pasado a formar parte del selecto círculo del ejército griego. Este círculo se menciona, incluso, en la Ilíada como uno de los más valientes.

Idomeneo 2

Son los troyanos los que humillados se refugian en Creta mientras sufren su derrota. Idamante es hijo de Idomeneo se enamora de la hija del rey troyano Príamo, Ilia, -siempre hay alguien que se enamora de quien no debe- y ella también se enamora del hijo de su peor enemigo. Y van apareciendo esos nombres que nos transportan a nuestras lecturas más añejas: Elettra, hija de Agamenón, como no podía ser de otra manera, también aspira a la mano de Idamante. La música de Mozart se hace ruda, violenta, tan violenta como las amenazadoras aguas del mar y emergen los celos, la cólera, el atavismo más irracional, para contrariar a todo tipo de mesura o racionalidad.

 

Mozart quiere destacar el paralelismo entre Ilia y Elettra, estas dos mujeres que lo han perdido todo, que llegan a Creta, Ilia como prisionera y Elettra como refugiada, enamoradas del mismo hombre. La música de Mozart envuelve el interior del Coliseo en una salmodida melódica y triste. Podríamos pensar, a medida que transcurre la historia, en el conflicto entre padres e hijos, incluso en el conflicto del propio Mozart con su padre, según Robert Carsen.

Idomeneo 1

Idomeneo se compone de tres actos con una duración de tres horas y quince minutos. En el primer acto la princesa troyana es capturada por las tropas cretenses. Un acto donde colisionan los amores y los malos entendidos. En el segundo acto entra en escena Neptuno al que se intenta frenar las consecuencias del drama de Idomeneo. Y en el tercer acto el Rey pone paz satisfaciendo los deseos del oráculo.

 

Según Matabosch, Idomeneo es una lectura ilustrada de una tragedia clásica, donde surgen los conflictos entre pueblos y las víctimas de las guerras. Y siempre el amor como hilo conductor. Pero al contrario de lo que ocurrió en Troya con su destrucción, aquí surgirá la reconciliación y el casamiento entre el griego y la troyana.

 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 401 veces