Banner 1100x100 Bod AL ZAGAL

Sábado, 12 Octubre 2019 17:17

Estanflación

Valora este artículo
(0 votos)
Estanflación

Diego Salinas

 

 

 

 

 

Estanflación” es una palabra novedosa para muchos, pero en estos últimos tiempos está llegando con frecuencia a nuestros oídos debido a los vaivenes políticos imperantes en la Nación.



¿Qué nos sugiere “estanflación”? es un vocablo compuesto por dos flagelos económicos ya que surge de combinar “estancamiento” o recesión con “inflación” o aumento sostenido de precios. Concretamente es el desequilibrio macroeconómico que se produce en la vida de cualquier país, provocado por la creciente emisión de dinero en forma artificial (sin valor) por parte del Estado que ocasiona el estancamiento productivo del aparato económico y que repercute en el resto del sistema con connotaciones sociales imprevisibles y funestas. Algunas de estas connotaciones son: retiro de capitales de la economía, fuga de divisas, “corralito cambiario”, privilegios solapados, ola de robos, hambre y miseria, especulación financiera improductiva, vejámenes de todo tipo, notable “mediocridad” en los distintos niveles de los funcionarios y representantes, canasta familiar cada vez más inalcanzable, tendencia a nivelar hacia abajo en lugar de buscar niveles de excelencia (suele llamarse “ley de la ligustrina”), ahogo de las capacidades creativas, desaliento en las aspiraciones individuales de los jóvenes, cercenamiento de las “mentes más brillantes” y por lo tanto fuga de cerebros, paralización de la capacidad productiva, subdesarrollo tanto civil como social, político, institucional, moral y cultural, soberbia y prepotencia de algunos funcionarios que se creen “iluminados” y tantas otras calamidades.

 

Pero vamos al punto neurálgico de esta cuestión: ¿cómo se inicia este funesto desequilibrio?

El gobierno de turno embaucado en una política “redistributiva” y para cumplir sus compromisos electorales, decide elevar significativamente sus erogaciones. ¡Pero, oh sorpresa!!! con el tiempo comprueba que sus recursos no aumentan en igual forma que sus gastos, por lo que resuelve apelar a los más diversos salvavidas de plomo: aumento de la presión impositiva, estatización de empresas, monopolización de bienes y servicios, empréstitos forzados, emisión de títulos públicos, endeudamiento interno (con organismos recaudadores como ANSES.) y externo, bonos del Tesoro, refinanciaciones y redescuentos, etc. Pero como la capacidad contributiva del pueblo (empresarios, consumidores, obreros, ahorristas, inversionistas, etc.) es limitada, a su vez el Estado es “incapaz” para administrar empresas en forma eficiente, la economía en general va perdiendo credibilidad y como no puede conseguir más crédito, recurre al único artificio que le queda, impulsado por el facilismo, irresponsabilidad, ignorancia y corrupción de quienes toman las decisiones políticas: el emisionismo de dinero. Esto consiste simplemente en el acto de convertir de un modo artificial, un papel cualquiera, en dinero y darle a ese papel curso legal y forzoso, obligando a toda la comunidad a aceptarlo como si fuera moneda de verdad.

 

Tales recursos no genuinos (papel) los “transforma” por arte de magia en “genuinos” de un día para el otro en las imprentas oficiales, imponiendo su poder de imperio y corrompiendo así la moneda genuina. Y la corrompe porque se mezcla fácil y rápidamente con esta última, disminuyendo su valor como ocurre cuando volcamos agua en las vasijas vinarias: se obtiene un líquido distinto que sigue siendo vino…. pero de inferior calidad y menor valor.

 

Al alterar la calidad de la moneda, se altera el contenido de la economía nacional y el funcionamiento de todos sus mecanismos. Así, todo lo que está comprendido en el accionar humano queda perturbado, en especial el orden social. ¡Tal es la importancia de preservar la calidad de la moneda!

 

“El dinero es un bien que actúa como intermediario en los intercambios, es un bien de alto grado de complementariedad y forma parte de todos los precios. ¡Tal es la importancia de preservar la calidad de la moneda!”

 

 

 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 740 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner 1100x100 Bod AL ZAGAL

En este portal utilizamos "cookies" propias y de terceros para gestionar el sitio web, elaborar información estadística, y optimizar la funcionalidad del sitio. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta el uso de dichas cookies.