Banner 1100x100 Bod AL ZAGAL

Martes, 27 Agosto 2019 05:06

Ocio y negocio: enfrentados o complementarios

Valora este artículo
(1 Voto)
Ocio y negocio: enfrentados o complementarios

Lluis Mesalles

 

 

 

 

Imagen de cabecera: llmc


Cuando nos planteamos analizar el sector del turismo y los viajes, llegamos a la conclusión de que existen dos tipos bien diferenciados como motivación del viaje. El ocio o los negocios.



En el primero, el ocio, el viajero dispone de su tiempo a su voluntad. Puede elegir o cambiar fechas, duración del viaje, puntos de destino a visitar, etc. El decide libremente su desplazamiento y sus prioridades. Viajes muy activos, con prácticas deportivas o viajes más relajados y contemplativos, conociendo el entorno, su cultura y sus atractivos. Este viajero espera comodidad, organización, atractivos bien cuidados y bien presentados, y con buenas facilidades para un disfrute seguro y memorable.



En el caso del turismo de negocios, la cosa es muy diferente. El viajero tiene unos tiempos más rígidos, no dispone de libertad alguna. Debe atender a encuentros estrictamente programados, eventos preparados y servidos con calidad, ejecutados con precisión y todo detalle. Espera poder disfrutar de un entorno confortable, seguro, discreto, donde mantener sus reuniones con la privacidad adecuada. En los últimos años, este viajero de negocios no aceptará un espacio con tecnologías anticuadas, sin buenas comunicaciones, y con dificultades de acceso.



Pero, dicho esto, pretendo destacar que ambas motivaciones no son excluyentes. El viajero de negocios, si queda positivamente impresionado por su experiencia, recomendará el destino para otros encuentros, e incluso podrá considerar el lugar como objetivo atractivo para sus futuras vacaciones o viajes de ocio y placer.También el viajero de ocio, puede valorar el destino para iniciar algún negocio en el futuro, incluso para la adquisición de su vivienda secundaria, donde relajarse, descansar y quizá gozar de sus años de jubilación.



Siempre será positivo tener presente las necesidades de cada grupo, y las posibilidades futuras que considerar. Propiciar la convivencia es esencial. Ambas tendencias pueden ayudarse colaborando en el desarrollo social y económico de una sociedad seria, comprometida y responsable.



Y recordemos que NUNCA será positivo agobiar al forastero con presiones de vendedores agresivos, tanto para el de ocio como para el de negocio.

 

 

Otros Artículos del Columnista

 

 

 

Visto 147 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

natura2