Un recorrido por la naturaleza dará la posibilidad de conectar tres países por medio de 2.140 kilómetros de trayecto, el recorrido tardará mínimo 102 días y así poder descubrir a pie The Forest Trail. La ruta senderista que se compone de bosques y parques de Lituania, Estonia y Letonia.

Esta ruta se dividirá en tramos de hasta 20 kilómetros diarios en los cuales se darán opciones de alojamiento, alimentación y transporte y se espera que los aventureros puedan comenzar a recorrerlo en el verano de 2021 si las condiciones de movilidad y sanitarias así lo permiten. 

Al cruzar la frontera polaca, se encuentra Lazdijai, Lituania, y allí se realizará el inicio de la ruta que conectará estos tres países. Los primeros 20 kilómetros llevarán al viajero a recorrer el Parque Nacional Dzükija y luego tendrá la posibilidad de visitar otras reservas naturales y caminar junto al río más largo de este país, el cual posee una característica digna de admirar y es que sus curvas permiten que fluya hacia los 4 puntos cardinales.

La siguiente parada es la ciudad de Kaunas, que es la antigua capital de la República de Lituania y será la capital Europea de la Cultura en 2022. Luego de apreciar toda su historia arquitectónica, el turista retomara el camino hacia el parque Nacional Žemaitija, por el camino se podrán observar bases militares y una gran cantidad de lagos en los que se pueden realizar todo tipo de actividades náuticas. 

Ya finalizando Lituania, nos adentramos a la ruta que nos conducirá a Letonia, allí se encuentra la cascada más ancha de Europa y la única localidad báltica que aún posee un conjunto histórico del siglo XVII y XVIII. Luego de un tiempo, se comienza un nuevo recorrido que dará una inmersión con la naturaleza, en el Parque Natural del valle del río Abava, un lugar declarado territorio cultural especialmente protegido por la riqueza de su historia y cultura. Antes de llegar a Riga se hará un recorrido más por el Parque Nacional Kemeri con su principal atractivo, las aguas minerales terapéuticas que dio paso a la construcción de balnearios y casas para pacientes. 

El centro de la ciudad de Riga ha sido declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y es que su historia hace méritos para que el turista se tome un día de esta ruta para apreciar la belleza que allí se encuentra. Luego de esto el camino los dirigirá hacia el último destino en Letonia, el Parque Nacional de Gauj, el más grande de allí, su extensión llega hasta la frontera con Estonia. En este parque se pueden encontrar acantilados de hasta 90 metros de altura. 

Luego de recorrer el tramo más corto de la ruta, se comienza a adentrarse en el último país, Estonia, el primer lugar de interés para visitar, será el Suur Munamägi, el pico más alto del Baltico, aunque su altura solo es de 318 metros sobre el nivel del mar. Haciendo un recorrido junto al lago Peipus, el quinto más grande en Europa, se llegará hasta el Parque Nacional Alutaguse, que la mayoría de su superficie se encuentra cubierta de pantanos.

Después de tener contacto con la naturaleza, la flora y la fauna, se continúa por un largo camino para finalizar el recorrido en Tallin, capital de Estonia, luego de cerca de 102 días, es momento de realizar un merecido descanso en la ciudad medieval que es considerada una de las más bellas de Europa, y que sin duda también alberga bellezas naturales como lagos y jardines. Allí el viajero terminará los 2.140 kilómetros de la ruta The Forest Trail.