La organización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, anunciaron recientemente que el evento se realizará sin la presencia de público extranjero para así evitar la propagación del Covid-19.

Esta decisión fue comunicada por la ministra japonesa encargada de los juegos, Tamayo Marukawa, al finalizar la reunión con los presidentes del comité de organización de Tokio 2020, el  Comité Olímpico Internacional, el  Comité Paralímpico Internacional y la gobernadora de Tokio.

En esta reunión se decidió desistir de la opción de recibir turistas, ya que los vuelos internacionales aún están restringidos y en la actualidad, la situación de la pandemia en Japón y otros países sigue siendo muy difícil y aún no está claro si se permitirá la entrada de turistas para el verano que está próximo.

La decisión tomada ha sido respetada y aceptada por todos los comités participantes, para contribuir y garantizar unos Juegos Olímpicos seguros para todos los participantes y atletas y también para los ciudadanos japoneses.

Las autoridades niponas consideran que permitir la entrada de visitantes extranjeros podría aumentar el riesgo de propagar nuevas variantes del coronavirus por el territorio.

La presidenta del evento aseguró que los próximos juegos serán muy diferentes a los anteriores, sin embargo, aseguró que el sentimiento será el mismo. Se buscarán formas para que las personas puedan unirse a los juegos y estén conectados con los atletas aunque no lo puedan hacer de forma presencial.

Los organizadores han decidido descartar por completo la asistencia de público extranjero, aún existe la posibilidad de que algunas personas involucradas en la organización puedan realizar su entrada al país. Esto incluye a cerca de 8.000 personas que han sido seleccionadas para participar del evento como voluntarios.

También, aquellos quienes compraron entradas para asistir a los diferentes eventos tendrán un reembolso total del dinero, ya que hasta el momento se han vendido cerca de 600.000 entradas para los  Juegos Olímpicos y 30.000 entradas para los Paralímpicos, todas estás fuera del territorio nipón.

El comité organizador, espera que en el transcurso del mes de abril se pueda tomar una decisión sobre la presencia de espectadores en los estadios o las limitaciones que se pondrán al aforo de los mismos.

La situación por la pandemia cambia de forma constante y hay que adaptarse con flexibilidad. Como  medida para contener los contagios y la propagación del virus, Japón aún mantiene sus fronteras cerradas a los turistas extranjeros desde el mes de diciembre y hasta nuevo aviso.