Los manatíes son los primos lejanos de los elefantes, son gentiles gigantes de aguas cálidas que pastan las algas del lecho marino y habitan aguas llanas porque necesitan salir a la superficie frecuentemente para respirar, es por eso que las colisiones  con lanchas y motos acuáticas que van a gran velocidad en aguas bajas son muy frecuentes.

Para preservar las especies que habitan en la Florida, la Cámara de Representantes de Florida, destinó 8 millones de dólares de los ingresos generales, por medio de una lista de fondos complementarios, a la comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca para así poder ayudar a la población en riesgo. Esta financiación es el doble del subsidio normal destinado para la recuperación de manatíes y marca el último esfuerzo del estado para proteger esta especie.

La agencia de turismo Visit Florida, anunció el proyecto de restauración de Kings Bay de Crystal River está creciendo este verano y será un modelo para la restauración de las aguas costeras que presenta problemas, en donde viven los manatíes. La legislación del estado hace la financiación de las fases de seguimiento y hoy está encargado de la restauración de 92 acres de los 600 acres de Kings Bay que hace parte de un proyecto de inversión de 40 millones de dólares.

El objetivo del proyecto es la eliminación de algas tóxicas de la región que redujeron los niveles de oxígeno y que mataron las fuentes de alimento de gran número de criaturas, entre ellos el manatí.

Otro grupo de la defensa local, es el Proyecto de Restauración del Río Homosassa, obtuvo fondos estatales para comenzar los trabajos similares allí.

Las vacas marinas tienen un futuro incierto, sin embargo la inversión de fondos e iniciativas por parte del estado de Florida hará que se pueda continuar trabajando fuerte para garantizar que los turistas puedan seguir apreciando estas criaturas por los próximos años.

Three Sisters Springs en Crystal River, es un hábitat de invierno vital para esta especie y los visitantes pueden observarlos a lo largo del paseo marítimo del lugar y navegar en un kayak con fondo de vidrio para poder verlas nadar en las aguas cristalinas.

Otra de las actividades controladas que se puede practicar es el snorkel para nadar junto a estos bellos animales. Estos recorridos son una forma de educar a los turistas sobre cómo conservar de forma pasiva a esta especie y así garantizar su seguridad en la zona.

En el estado se puede encontrar otros parques estatales dedicados a la observación del manatí en su hábitat natural, estos lugares tienen como objetivo educar a la comunidad y darle inspiración a otros para ayudar a proteger estas criaturas, hay gran variedad de exhibiciones que son aptas para los turistas de todas las edades.