Fitur 2018

Lunes, 06 Noviembre 2017 09:08

Entrevista a Don Ignacio Buqueras i Bach

Valora este artículo
(2 votos)

Concha Pelayo

 

 

 

 

 

 

Don Ignacio Buqueras, Presidente de Honor de ARHOE. Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles.

 

Mira directamente a los ojos cuando habla expresándose con gran claridad y convicción intentando que nada escape a sus ideas y a su discurso, tal es la pasión que pone en cada uno de sus argumentos.

 

Hace unos meses ha salido a la luz una publicación cuyo título nos hace detenernos y reflexionar sobre el tiempo, sobre ese tiempo del que todos disponemos y que tan poco aprovechamos. “Dejemos de perder el tiempo” es el título con el que se aborda el tema del tiempo y del que son autores don Ignacio Buqueras y don Jorge Cagijas. El prólogo es de Juan Rosell, presidente de la CEOE y el epílogo de la escritora Carmen Posadas. En el l2006 Planeta publicó su primer libro sobre el tema “Tiempo al tiempo”.

 

Probablemente el tiempo y lo que ello significa haya sido un tema que a Ignacio Buqueras le venga preocupando desde su más tierna infancia y mucho más en los tiempos actuales donde todos son prisas y aceleración y apenas se tiene tiempo para uno mismo, para la introspección y la reflexión y cuando uno se abandona a esa vorágine se corre el riesgo de que la vida se convierta en un caos.

 

Pregunta.- Cree Sr. Buqueras que el aprovechamiento del tiempo debería estar, prioritariamente en los programas educativos?

Respuesta.- Todos tendríamos que ser suficientemente sensibles. El tiempo es uno de los elementos más importantes de nuestra vida. Decía Gandhi que cada minuto que vivimos es irrecuperable. A todos nos iguala el tiempo. Todos tenemos 86.400 segundos al día, desde el Rey de España, el Presidente Trump, hasta el menesteroso que tiene que dormir en un banco de cualquier parque. Todos tenemos el mismo tiempo

 

P.-Cuando usted se planteó esta publicación, ¿era consciente de que la Administración y las empresas abordaban el tema del tiempo a la hora de diseñar el trabajo a funcionarios públicos y trabajadores?

R.- Normalmente no, aunque hemos ido comprobado que en estos últimos años, cuando hemos salido de la crisis, son cada vez más las empresas e instituciones que se preocupan, que son sensibles al problema del tiempo porque son conscientes de que un tiempo bien utilizado es productividad para la propia empresa y para uno mismo. Un tiempo desaprovechado es pérdida en todos los aspectos. Precisamente, el español medio es el menos productivo de Europa y esto hay que abordarlo con urgencia. Por otra parte tenemos la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

 

P.- Le oí decir en cierta ocasión que el individuo debe distribuir su día en tres partes: ocho horas para trabajar, ocho para descansar y ocho para el ocio. …

R.- Efectivamente, la regla de los tres ochos, si uno no sabe organizar ese tiempo, optimizarlo difícilmente puede cumplir con su propia vida que al fin de cuentas es lo que va a repercutir en nuestra felicidad y bienestar.

 paso del tiempo

P.- “DEJEMOS DE PERDER EL TIEMPO”, habla precisamente de ello y se desgranan todos los aspectos que por la pérdida de tiempo afecta tanto a nuestras vidas. En síntesis, ¿podría decirnos como ha sido acogido por el público y adelantarnos el mensaje de esta publicación?

R.- Hasta el momento se ha presentado en 12 ciudades de singular importancia Sinceramente, creo que lo que se pretendía lo hemos logrado. En el libro se dan consejos muy prácticos para que cada persona pueda gestionar su propio tiempo desde la puntualidad. Nadie tiene derecho a hacer esperar a nadie. La “reunionitis” en España, a diario, hace perder un tiempo precioso. Al respecto, España es el país donde más reuniones se celebran y, por ende, donde más tiempo se pierde en ellas. Yo siempre aconsejo que se debieran convocar las reuniones a las horas más adecuadas y fijar las horas de realización, fijar hora para el inicio y hora para su finalización. Incluso fijar el minutado de cada uno de los puntos del orden del día y de cada interviniente y cumplirlo a rajatabla.

 

Otro tema que tratamos es el de la “Presentitis•”Hay personas que consideran que lo importante es estar en el lugar de trabajo aunque no se esté haciendo nada cuando lo realmente productivo es ocupar ese tiempo que se pierde trabajando. Los gobiernos tienen que erradicar esto de raíz. Debemos abordar esa asignatura pendiente. Hay empresas y organismos oficiales que todavía consideran que mientras no se va el jefe nadie se va aunque estén una hora o más, de brazos cruzados. Esto es tercermundista.

 

P.-Se desprende de lo que dice, que este problema debería ser tema prioritario en las escuelas, desde párvulos…

R.- La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles de la que soy Presidente de Honor y fui Presidente Fundador y presidente durante 13 años, siempre ha hecho una llamada de atención a la educación desde la primera infancia haciendo hincapié en la importancia de enseñar el valor del tiempo y la forma de utilizarlo porque de ello va a depender el día de mañana las mejores oportunidades y un mejor lugar en la vida. En España no se ha hecho nada en este aspecto y ya va siendo hora de acometerlo.

 

P- Estamos a siglos luz comparándonos con otros países europeos….

R.- Estamos muy lejos para equipararnos a ellos, aunque tenemos que avanzar que ya hay empresas del IBEX 35 como Iberdrola y otras empresas menores que están acometiendo el tema del tiempo con importantes resultados como por ejemplo han logrado tres puntos importantísimos como son: una mejor productividad, una importante reducción de gastos y lo que es de mayor interés, las personas implicadas que ya utilizan bien su tiempo están más satisfechas con ellas mismas y son más responsables con los puestos que ocupan en la sociedad

 tiempo parcial1

P.- Si tuviera una responsabilidad política; social ya la tiene y la ejerce, pero si tuviera que aconsejar algo a los responsables políticos que les diría.

R.- Pues ante todo, que cumplan con lo que dicen, por ejemplo, el Presidente Rajoy dijo hace año y medio que había que finalizar el trabajo a las seis de la tarde y no se ha cumplido. España tiene el Plan Concilia desde 2005 que se puso en marcha estando Jordi Sevilla de Ministro de Administraciones Públicas y no se ha cumplido. Desde diciembre de 2012 otra medida marcaba que los organismos públicos deberían salir a las seis de la tarde. No se cumple.

 

Bien es verdad que los grandes partidos ya han incluido en sus programas estos aspectos. Las 150 medidas que firmaron PSOE con CIUDADANOS y el acuerdo entre PP y Ciudadanos, contemplaban estas medidas. También Podemos ha puesto en marcha, ciertas medidas con el tema de los horarios. Los altos cargos de las Administraciones así como los líderes políticos, económicos, sociales….deberían ser referentes para nuestra sociedad.

 

P.-Otro tema importantísimo es el “prime time”. ¿Qué puede decir al respecto?

R.- No hay ningún país europeo que el prime time de las televisiones finalice a las horas de las españolas. Lo habitual en Europa es que los programas finalicen a las 22:30 h. Aquí, lo habitual es pasadas las 24:00 h. Somos los europeos que menos dormimos, lo que afecta a la salud, la productividad, la conciliación,… Me he reunido en varias ocasiones con los presidentes de las más importantes cadenas: palabras, palabras, palabras. El Gobierno, los partidos políticos, la sociedad civil, todos,... deberíamos implicarnos y presionar a favor de unos horarios más humanos y europeos.

 

P.-Para resumir, que podría apuntar al respecto que le preocupe sobremanera.

R.- Hay tres temas que me preocupan y que deberían preocuparnos a todos:


- SOMOS LIDERES EN LA BAJA NATALAIDAD
- SOMOS LIDERES EN SEPARACIONES MATRIMONIALES
- SOMOS LIDERES EN FRACASO ESCOLAR

 

Si argumentamos cada uno de estos factores veremos cómo la mala racionalización de los horarios tiene mucho que ver con esta problemática. Las parejas trabaja largas horas fuera del hogar, llegan cansados y sin tiempo ni para relacionarse ni para atenderse mutuamente y mucho menos atender a sus hijos. Si tuvieran tiempo para el ocio, dedicarse su tiempo uno al otro la cosa cambiaría. Con respecto a las separaciones ocurre lo mismo. La falta de tiempo genera nerviosismo, irascibilidad, discusiones….el conflicto está servido. Y como consecuencia de todo ello que nuestros niños fracasen en la escuela tiene que ver con esa falta de sintonía, con esa falta de armonía y de buena convivencia que aporta ese tiempo precioso que falta en las familias.


 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 74 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

BannerHoritzontal1BannerHoritzontal1

Con el Apoyo de:

 logo uiptdomcarlos125x125 jooble 125naturalae Gran Hotel Fitur 2018 compartiendo turismoLogoRedRRPPpensar